Relaciones amorosas en tiempos de Covid-19

Estela Heyaime | 13 mayo, 2020 | Compartir:

En momentos de incertidumbre y ansiedad, sobre todo si hablamos de una circunstancia atípica, la convivencia con nuestra pareja puede verse afectada. Contactamos a la psicóloga Karla Veras, especializada en terapia individual y de pareja, y nos contó sobre las relaciones durante el Covid-19.

Cuando hablamos de las relaciones amorosas las personas tienden a generalizar y pensar que las mismas llevan un cierto tipo de patrón. Aunque en cierto nivel es verídico que se pueden reconocer ciertos patrones, hay que recordar que las relaciones están formadas por individuos y todos somos diferentes, por ende, nuestras relaciones van a ser diferentes.

Por lo general en los estudios de psicología y sociología tratamos de agrupar a los tipos de pareja para tratar de comprenderlas, sin embargo no hay una pareja que se parezca a la otra a un cien por ciento.

Aunque nos podemos basar en informaciones que hemos recopilado a través de los años sobre cómo interactúan las parejas bajo ciertas circunstancias, no nos podemos abrazar a ellas porque la realidad es que esta situación es totalmente nueva.

Cosas que podemos considerar que pueden afectar las relaciones en esta circunstancia

En caso de vivir con tu pareja, puede afectar de cierto modo la interacción constante. Por el otro lado las personas que no viven juntas o que por una razón u otra se tuvieron que mantener en lugares distintos durante este proceso también es algo que afecta.

¿Cuál es la base de esto?

Lo primordial es el cambio de rutina. Aunque es algo a lo que técnicamente nos podemos adaptar, hay un duelo en ese proceso.

Si somos el tipo de pareja que lo hacía todo junto, tomábamos las vacaciones del trabajo juntos, viajábamos juntos, compartíamos muchos momentos y en este período que de por sí es una situación de mucha incertidumbre, nos vemos separados, muchas emociones salen a flote.

«El problema no es sentir las emociones, el problema es saber cómo afrontarlas.»

Muchas de las emociones que pueden surgir son frustración, ira, ansiedad y miedo. Al ser emociones «negativas» entre comillas, son las que experimentamos de manera menos gratificante. Por lo general son las que tienden a crear un impacto no favorable al desarrollo de la relación.

Si estamos en un intercambio relacional con otra persona y tenemos toda esta gaveta de emociones negativas que salen y se disparan de distintas formas, y nuestra pareja se frustra con nosotros, esto no quiere decir que la pareja no sabe convivir sino que la situacion de crisis está sacando su respuesta de crisis.

Nuestras respuestas de crisis son diferentes y si no las sabemos manejar pues nuestra interacción será más complicada. Si ambos responden a la crisis de la misma forma es menos probable que haya conflicto. 

¿Qué tipos de conflicto pueden salir a relucir en las relaciones?

Relaciones durante covid-19

Pueden salir a relucir conflictos de cómo enfrentamos la crisis, comparándonos. Es importante recordar que los mecanismos que salen a la luz que no son elegidos, son inconscientes. Son los que hemos creado a raíz de los traumas que hemos tenido en nuestra vida sobre todo en la primera etapa de vida hasta la adolescencia.

«Pueden salir a relucir otras cosas que ya eran debilidad de la relación pero no se sabía hasta este momento.»

Pueden existir diferentes perspectivas ante esta crisis, una persona puede pensar que hay que mantenerse conservador, y ahorrar lo más que se pueda, comer solo lo esencial y no usar el aire. Por otro lado, la otra persona que no sabe lo que está pasando pero que sí debe estar cómoda dentro de su propio hogar entonces se contradice con lo que piensa su pareja. Las personas llegan a chocar en este sentido cuando comparten los recursos del hogar como el dinero.

El estar juntos por mucho más tiempo al que estaban acostumbrados o al que están cómodos, genera conflictos si no es una pareja que está fortalecida en su identidad como relación, para que puedan seguir creciendo e interactuando de manera positiva. 

En el lado positivo…

En el lado positivo, las parejas que no tienen tanta oportunidad de convivir por circunstancias de la vida, esta es una ventaja, una buena ventana de crecimiento por si hay algo que siempre han querido aprender y lo pueden hacer juntos. 

Fuente: Glamour

Es una buena oportunidad para conocerse el uno al otro, en el caso de personas recién casadas, conocer los mecanismos de la otra persona. Entender cómo ayudar a tu pareja en ciertas situaciones.

«Si somos compañeros de vida es para hacernos compañía y parte de la compañía es el compañerismo.»

¿Qué puedes hacer por mí? y ¿Qué puedo yo hacer por ti? Hay personas que no tienen ese tipo de introspección y no pasa nada, es algo aprendido. En vez de yo esperar que mi pareja mágicamente adivine las cosas, yo puedo comunicarle lo que necesito de él/ella. Para ello necesitamos tomarnos el tiempo para conocernos y entender que necesitamos.

La recomendación de Karla Veras ante esta situación de incertidumbre es que si ustedes como pareja sienten que esta situación ha sido como una olla de presión para todos los problemas, que acudan a ayuda profesional ya que actualmente muchos terapéutas siguen a la disponibilidad de forma virtual. 

Te puede interesar:

¿Embarazada y preocupada por el coronavirus?

comentarios