Nuevo año, nuevos hábitos

Carla Frontán | 30 diciembre, 2019 | Compartir:

Llega otra vez la temporada en la que nos hacemos propósitos para el Año Nuevo y los hábitos siempre están presentes en esa lista.

Todos tenemos las mejores intenciones al inicio del año, pero la verdad es que hay veces en que los propósitos que hacemos simplemente no funcionan. Según un estudio de Statistic Brain, sólo el 8% de las personas logra sus resoluciones.

Hay muchas razones por las que fallan.

¿Por qué pasa esto?

El detalle está en que los propósitos para el Año Nuevo deben sean realistas, medibles y, sobre todo, alcanzables. Luego, hay que enfocarnos en hacer hábitos duraderos, además de saludables, para cambiar esos comportamientos que queremos y cumplir nuestras metas.

6 bases para construir un hábito saludable

1. Empieza por algo pequeño

La mayoría de la gente comete el error de tratar de lograr demasiadas cosas en muy poco tiempo. Hay que dar pasos pequeños y aceptar que hay que crecer lentamente.

2. Hazlo un experimento

No trates a tu hábito como un ajuste de todo, o nada, en tu vida. Diferentes métodos funcionan para distintos tipos de personas. Debes enfocarte en encontrar lo que funciona para ti, y solo lo lograrás con una mente abierta.

Los experimentos no dirigen a fracasos, lo hacen al aprendizaje y esta es la clave para construir un buen hábito.

3. Mantente responsable de ti misma

Si quieres apegarte a un hábito entonces hay que ser consecuente y mantener la disciplina. Ten un registro de cada acción que realices que apoye el comportamiento nuevo y de esta forma podrás medir el crecimiento.

4. Encuentra tus detonadores

Además de hacer nuevos hábitos, hay que romper los viejos, y para lograr eso hay que encontrar tus detonadores, además de cambiar tu mentalidad alrededor de ellos.

Por ejemplo, si quieres comer más saludable puedes cambiar tu punto de vista acerca de la comida, es decir, en vez de verla solo como un placer, hacerlo como algo que está alimentando tu cuerpo. Esto te puede ayudar a ingerir productos más saludables a largo plazo.

5. No le tengas miedo al fracaso

Es muy difícil cambiar un hábito malo que está profundamente arraigado en tu vida diaria. No pierdas tu motivación. Hay que trabajar mucho para lograr tus metas y tienes que tener confianza en ti misma.

6. Enfócate en tus hábitos

La gente piensa en demasiadas metas al principio del año y se abruma muy rápido. Por eso una proporción tan alta de personas no logra sus propósitos. La clave del éxito es el enfoque. Elige una sola cosa que quieres cambiar en tu vida durante un año y persíguela constantemente.

Como ves, cumplir tus metas dependerá de los hábitos que desarrolles para cada uno de ellas. Recuerda no abrumarte y no querer hacerlo todo al mismo tiempo, al final la constancia y las bases que construyas serán la clave del éxito.

comentarios