Evita la irritación al afeitarte

Yudelsi De Raben Frias | 8 marzo, 2017 | Compartir:

La irritación es una modificación sufrida por la piel y cuando te afeitas arrancas  parte de la capa superior de la epidermis lo que ocasiona enrojecimiento y posiblemente una erupción.

Existen diferentes técnicas de rasurado, pero si elegiste la rasuradora es probable que te irrites. Si es tu caso, estos truquitos te ayudarán a evitarlo o remediarlo.

  • Usa la rasuradora nueva, limpia y de buena calidad. La rasuradora vieja o sin filo puede ocasionar erupciones en la piel.

  • Aplica una crema a base de aloe vera o algún ingrediente suavizante antes y después del rasurado. Esto humectará tu piel, y evitará su irritación.

  • Si usas afeitadora, el mejor momento para rasurarte es luego de darte un baño, porque mantiene la piel húmeda y el vello se ablandará haciendo la rasurada menos traumática.

  • Corta el vello hacia abajo en la misma dirección que crece; así no irritarás los folículos tanto como cuando lo haces hacia arriba.

  • Finaliza, humedeciendo la zona rasurada con agua helada. Esto cierra los poros y evitará la hinchazón.

Si ya tu piel sufrió las consecuencias, sigue estos pasos para calmar el ardor.

  • No te rasques o pellizques la erupción, esto solo la empeorará y puede ocasionar infecciones.

  • Aplica agua caliente con una toalla directamente en las erupciones, esto las encogerá a la vez que evitará la propagación de bacterias que podrían empeorar la situación.

  • Aplícate el cristal de la sábila, que posee propiedades hidratantes y cicatrizantes que te ayudarán a sanar más rápido.

  • Usa un gel mentolado no muy fuerte. El gel aportará frescura y te ayudará a calmar la picazón.

Si ya probaste todo y te sigues irritando es porque tu piel es muy sensible, por lo que es preciso que cambies de método de rasurado y optes por otras opciones.

 

Siguenos en @RevestidaMag

comentarios