Mitos y verdades acerca del cuerpo post parto

Joan Sebastian | 29 noviembre, 2019 | Compartir:

La cuarentena, post parto o puerperio, son algunos de los términos para referirse al periodo tras dar a luz. Los que siguen siendo los mismos, sin importar el tiempo, época o siglo son los mitos acerca del tema. Pero lo que es una realidad indudable es que la mujer experimenta grandes cambios fisiológicos.

Otra verdad acerca del cuerpo post-parto es que esos cambios comienzan desde el momento en cual el bebé sale del útero y suceden poco a poco. Su duración media es de seis semanas, aproximadamente 40 días, y esa es la razón del nombre.

Algunas realidades

Durante este tiempo algunos de los procesos por los cuales el cuerpo de una madre pasará de forma natural y si no hay complicaciones, para devolver la normalidad a todo su organismo, son:

Eliminación del agua: de manera paulatina, el agua acumulada en los tejidos durante el embarazo se eliminará través del sudor y la orina.
  

Pérdida de peso: a consecuencia de lo anterior, el parto y la lactancia hacen por sí solos que la madre llegue a perder hasta un 12,5% del peso que tenía antes del parto.
 

Cambios hormonales y en el aparato circulatorio: al cabo de una semana de producirse el parto se recupera la frecuencia cardíaca normal y así también los estrógenos, la progesterona y la gonadotropina coriónica humana. Sin embargo, aumenta significativamente la secreción de prolactina en tanto se mantiene la lactancia materna.

La piel cambia: la pigmentación que la piel haya adquirido durante la gestación en la cara y la línea alba desaparecerá. La zona del abdomen queda flácida en la medida en que el útero recupera su volumen natural y los músculos su elasticidad.
    

Cambios en el aparato genital: es un hecho que el tamaño del útero aumenta durante la gestación. Luego del embarazo se reduce de forma progresiva recuperando sus dimensiones antes del embarazo, un mes después del parto. La vagina lo hace a los diez días.
  

Hola, de nuevo, a la menstruación: el tiempo que tarda en restablecerse la regla depende de si la madre amamanta a su hijo o no. Si no es así, lo habitual es que reaparezca al cabo de aproximadamente 40 días. En algunos casos se produce un retraso que puede extenderse a todo el período de lactancia y en ocasiones incluso más.

Desmitificando el cuerpo post parto

“Si diste a luz con cesárea tienes que esperar para dar el pecho”

Totalmente ¡FALSO!

El fundamento de esta “creencia” está en el hecho de que la mayoría de las cesáreas se realizan o bien bajo la anestesia epidural o bajo raquianestesia. Estos  fármacos locales son compatibles y seguros para el futuro bebé y no perjudican su salud.

Las dosis de fármacos depurado en la leche materna son muy bajas, por lo que apenas afectan al estado del bebé y habitualmente no se contraindica la lactancia.

Es más, se recomienda dar el pecho al recién nacido de inmediato, en cuanto los protocolos médicos lo permitan.

“La madre no se puede bañar en el transcurso de un mes”

¡FALSO!

Lo que empezó como una simple recomendación se generalizó. En una madre que recién dio a luz, por parto natural, o cesárea, se le sugiere no sumergirse ni bañera y mucho menos en piscina y playas, durante al menos un mes, que es el tiempo que tardan en cicatrizar las heridas porque la humedad podría dificultar que se cierren.

Sin embargo, la higiene es fundamental para evitar la infección de la cicatriz de la cesárea o de los puntos en el canal de parto si existieran. Las heridas deben de mantenerse limpias y secas. Por eso, se aconseja que la mujer se duche cuanto antes, incluso antes de recibir el alta del hospital.

“No pueden usar cremas en los pechos cuando se da de mamar”

Falso.

En busca de evitar la aparición de grietas, estrías, dolor o posibilidad de mastitis, hay que cuidar las mamas durante el postparto y la lactancia. Una de las medidas básicas es mantener la piel hidratada y mantener seca la zona de la areola, para evitar la aparición de heridas.

Este mito surge de la idea de que muchas cremas contienen químicos, pero en la actualidad hay una multitud de productos que pueden aplicarse en el pecho sin riesgo ni para la madre ni para el bebé.

Por regla general, las cremas antiestrías o específicas para el cuidado del pecho son inocuas.

«Dando el pecho no te quedas embarazada«

¡Muy FALSO!

Si. Aunque la hormona prolactina, que se segrega durante la lactancia, altera la ovulación y por lo tanto el ciclo menstrual, esto no ocurre siempre ni afecta por igual a todas las madres. Hasta ahí todo claro. El problema es que la mujer que recién dio a luz no sabe con exactitud cuándo le va a volver la regla (y la ovulación se produce 14 días antes de la aparición del periodo), así que es posible quedarse embarazada si no se usa un método anticonceptivo.

“Aprovechar el parto para realizar operaciones de estética”

Falso.

En los últimos años se ha visto como famosas salen de la sala de parto con una figura más definida que antes de quedar embarazada. Esto se debe a que muchas se someten a cirugías plásticas en busca de mejorar su aspecto físico.

El Mundo afirma, “la cesárea supone un estrés quirúrgico para la madre que no se debe agravar con ninguna otra intervención electiva. No es una ventaja en ningún término, sino añadir riesgo innecesario. Además, lo más adecuado es esperar a que los tejidos recuperen, biológicamente, su forma y posición, para saber cuánto hay que corregir para obtener un resultado preciso”.

El cuerpo alcanza  el estado normal, que sería el momento idóneo de valorarlo en condiciones adecuadas, nunca antes de los seis meses, que es cuando la mujer podría evaluar objetivamente las correcciones deseadas.

Medias verdades

“Conviene ponerse una faja nada más dar a luz”

Depende…

Existe una controversia respecto al tema. Muchos especialistas recomiendan utilizarla en ocasiones puntuales si lo precisan, ya que a la larga, va a perjudicar a su propia musculatura. Mientras otros afirman que la faja post parto ayuda a reorganizar los órganos de la mujer en su debido lugar, disminuyendo la hinchazón, dando más seguridad para que se mueva, tosa o maneje, principalmente después de una cesárea, ayudando, ademas a ‘moldar’ el cuerpo.

Lo mejor que puedes hacer es consultar a tu médico de cabecera y que él te haga la sugerencia de lugar.

“No hay que hacer ejercicio hasta superar la cuarentena”

Depende…

Se sugiere que la mujer comience a ejercitar su periné tan pronto como tenga fuerzas. También se recomienda que las actividades que haga sean de manera tranquila, como caminatas, estiramiento o yoga. Otra cosa que es aconsejable es evitar los deportes de alto impacto porque pueden debilitar aún más el suelo pélvico, o sea, el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior, y sostienen la vejiga, útero, vagina y recto de manera correcta para su buen funcionamiento.

Existen muchas creencias que pueden hacer de la maternidad una pesadilla, si conoces a una futura madre, comparte con ella esta información e invítala a indagar todavía más, siempre en calma y consultando a un especialista para cualquier duda acerca de tu período post parto.

Te puede interesar:

7 mitos sobre la lactancia materna destapados

comentarios