Mamá, el bullying en la escuela podría estar afectando a tu hijo

Joan Sebastian | 19 octubre, 2019 | Compartir:

Depresión, ansiedad, faltas de asistencia a la escuela e incluso abandono de los estudios. Esas son solo algunas de las manifestaciones que puede presentar un niño que está recibiendo bullying en el plantel escolar.

De acuerdo con datos del Ministerio de Educación de República Dominicana, en las escuelas del país la prevalencia del acoso escolar es de 33,6 %. Las formas de acoso más comunes son los insultos verbales para ridiculizar o herir.

Esta pequeña estadística solo muestra una triste parte de la pesadilla que viven algunos pequeños en la escuela.

El bullying afecta a todos

El bullying en las escuelas, de manera más general, es una conducta acosadora que puede definirse como “comportamiento negativo repetitivo e intencional (desagradable o hiriente) de una o más personas dirigido contra una persona que tiene dificultad en defenderse” , resalta el psicólogo Dan Olweus, especializado en la investigación de violencia escolar.

Cuando hablamos de acción negativa hacemos referencia a alguien que inflige, de manera intencionada, o intenta infligir mal o malestar a otra persona. Es importante mencionar que no en todos los casos en donde se presenta la violencia escolar se registra necesariamente el fenómeno.

Aun así, para las víctimas, los insultos verbales, ataques físicos y exclusión, convierten su vida en una inquietud constante que pueden llegar a afectar profundamente su equilibrio emocional y la autoestima.

Se combate un paso a la vez y los padres tienen mucho que ver

Mónica Bornia, coordinadora del equipo interdisciplinario sobre hostigamiento escolar de la Defensoría del Pueblo bonaerense dijo: “Hoy los chicos están concientizados sobre el bullying… ahora estamos tratando de ir más, al origen de la cuestión, que muchas veces son los padres y los conflictos mal resueltos”.

Este es un problema que cada vez se hace más visible, lo que permite buscar nuevas formas de luchar contra él. Pero para lograrlo se necesita la colaboración de alumnos, profesores, padres y de la Administración Pública.

“Un clima escolar marcado por relaciones de violencia, acoso o conflicto, perjudica el aprovechamiento académico. Afecta la calidad de la educación y refuerza el comportamiento violento como vía para la solución de problemas”.

Rosa Elcarte, Representante de UNICEF República Dominicana.

Ya es frecuente que en los centros educativos se hagan charlas sobre este tema impartidas por especialistas, psicólogos, miembros de la Policía e incluso la experiencia de personas. Por ejemplo, El Ministerio de Educación puso en marcha la Campaña de Prevención contra el acoso escolar o bullying: “Yo te hago el coro contra el bullying”. Esto crea, en su medida, más conciencia en los alumnos.

El rol de los padres

El portal de la Educación Dominicana señala una serie de recomendaciones para identificar cuando tu hijo puede estar sufriendo acoso escolar. Esos indicadores van desde el no invitar a compañeros a casa hasta tener miedo a la escuela y el desarrollo de estrategias de evitación, como quejas somáticas (malestares físicos benignos y transitorios como dolor de cabeza, de estómago, etc).

Si tú, como madre, has detectado o tienes conocimiento de que tu hijo o hija está siendo acosado, lo primero que tienes que hacer es comunicarlo al colegio. Es a partir de ese momento se deben poner en marcha medidas reactivas que pueden variar según el centro educativo.

Las más habituales suelen consistir en la prestación de ayuda psicológica al afectado y la separación entre los estudiantes, ya sea mediante la expulsión de los acosadores o mediante su cambio de clase.

Tu rol como padre no termina en ese momento. El Ministerio de Educación resalta que debe establecerse una comunicación continua que te permita estar al tanto en todo momento de lo que se está haciendo para ayudar a tu hijo.

El bullying afecta profundamente al niño, por eso es importante que los padres reaccionen de la forma más pacífica posible. Un informe de la (UNICEF), deduce que la mitad de los estudiantes de entre 13 y 15 años de todo el mundo –alrededor de 150 millones— declaran haber experimentado violencia entre pares en las escuelas y en sus alrededores. No permitas que el tuyo sea parte de la cifra.

Te puede interesar:

La disciplina positiva en los niños

comentarios