El legado de Papá

Alina Flores | 24 julio, 2013 | Compartir:

adentro

Hay cosas que sólo aprendes de tu papá. No necesariamente porque tu mamá no las sepa, sino simplemente porque hay lecciones que requieren de rituales particulares para aprenderlas. Para saber qué cosas son únicas de los papás, le pedimos a varias revestidas y revestidos que nos contaran las lecciones inolvidables de una de las personas más importantes en la vida de cualquiera:

  • “Cuando era muy pequeña, mi papá me enseñó que no es lo mismo un gato que un león, aunque los dos sean felinos. No sé por qué, pero me he quedado con eso desde ese entonces.” Laura, 21.
  • “Cuando mi abuelo murió hace algunos años, mi papá me enseñó que los hombres sí lloran.” Alberto, 24.
  • “Mi papá me enseñó el gusto de una carne poco cocida.” Carlos, 26
  • “Con mi papá aprendí a leer novelas largas.” María, 23
  • “A dormirme donde sea.” Juan, 20
  • “Aprendí que el que no está donde quiere, es porque se ha echado a muerto.” Gabriel, 23
  • “¿Honestamente? A saber lo que es un buen trago” Ana, 25
  • “A desabotonarme el botón del saco cuando me siento.” Oscar, 25
  • “Que el que gana es el que goza.” Richard, 22
  • «A no sentarme a esperar, a ir en busca de lo que quiero.» Jenniffer, 23.

Y yo, aprendí que eventualmente hay que quitarle las rueditas a la bicicleta, y sin tenerle miedo, porque mi papá siempre iba a estar ahí.

Y tú, ¿qué aprendiste o estás aprendiendo?

comentarios