La realeza deja la corona: Meghan Markle y el Príncipe Harry renuncian a la familia real

Joan Sebastian | 8 enero, 2020 | Compartir:

Como salido de la película de Disney “La princesa y el sapo”, donde el príncipe se casa con una persona normal, ella eventualmente se convierte en princesa, pero terminan siendo económicamente independientes de la corona porque establecen un negocio al final de la película. Justo así va la historia de Meghan Markle y el Príncipe Harry.

Los Duques de Sussex  tomaron la decisión de abandonar la realeza británica. La información la dieron a conocer después de las vacaciones de seis semanas de la pareja real en Canadá. Pasaron un tiempo en familia con su hijo Archie, de ocho meses, y junto a la madre de la ex actriz.

La razón detrás de la decisión

En el comunicado explican que quieren “trabajar para ser financieramente independientes”.

Hay que destacar que los duques habían decidido pasar las fiestas navideñas alejados de la Reina y del resto de la familia real. Ahora, de acuerdo con la información, su hogar estará entre Reino Unido y América del Norte.

También habría que resaltar que la pareja ha recibido duras críticas que de la prensa por sus excesivos gastos. El año pasado dejaron el palacio de Kensington, donde vivían con los duques de Cambridge, para mudarse a su nuevo hogar, Frogmore Cottage, lo cual tuvo un costó de USD 3,5 millones a las arcas públicas.

También han recibido criticas por su intento de privacidad, ya que incluso se negaron a revelar dónde nació su hijo Archie y quiénes eran sus padrinos.

A todo esto se suma las declaraciones dadas por Harry en un documental filmado en Sudáfrica, donde ambos admitieron no estaban bien por los comentarios en su contra, y donde él afirmó que se había distanciado de su hermano mayor, el príncipe William.

La dos parejas reales (William, su esposa Kate Middleton y Harry y Meghan) separaron su fundación real el año pasado. Los ahora desertores de la corona lanzarán su propia organización llamada Royal Sussex.

Comunicado

“Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros «mayores» de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina.

Es con su aliento, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este cambio. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, continuando honrando nuestro deber hacia La Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios. Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa.

Esperamos compartir los detalles completos de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, El Príncipe de Gales, El Duque de Cambridge y todas las partes relevantes.

Hasta entonces, acepte nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo”.

¿Ahora qué? ¿Qué otra sorpresa nos traerá el 2020?

Te puede interesar:

¿Cómo sobrellevar la pérdida?

comentarios