Homero Figueroa: contagia con su ejemplo a sus hijos

Lisbeth Montás | 28 julio, 2016 | Compartir:

Revestida_Padres_Homero1

“Un padre que se esfuerza por merecer el nombre de Papá” así se describe el periodista Homero Figueroa, quien aconseja a los padres para la crianza de sus hijos dar el ejemplo. Eso lo aprendió de los labios de su padre, y siente que es el mejor consejo que se puede dar para la crianza en este mundo que va tan rápido y que cada vez es más competitivo.

Y hablando de competitividad, hay un aspecto que hace que sus hijos: Elea (12 años), Laia (11) y Josemaría (7) lleven la delantera: la lectura. Y es que Homero les ha inculcado el amor y la pasión por esta actividad. “Ellos ven que leo hasta en los cambios de los semáforos. Así que están muy claros de la importancia del hábito de la lectura”, afirma Figueroa, quien además de enseñarles con el ejemplo, se preocupa de preguntarles a diario: ¿leyeron algo hoy?… interrogante que seguro estos ‘pequeños devora libros’ esperan con ansias.

Revestida_Padres_Homero2

Fotografías: Roger Ramírez // Locación: Cayacoa Golf Club 

“Mi compromiso con la lectura fue un amor a primera vista, porque desde que me gradué de “Ya sé leer” no he dejado de hacerlo nunca. Recuerdo que todo comenzó con una historieta del Llanero Solitario. Así descubrí la magia de contar historias” de esta forma, Homero describe cómo se enamoró de los libros y las letras. Viene de un hogar que siempre estuvo repleto de libros y con acceso a buena literatura desde muy joven. De ahí es que viene su frase: “El ejemplo es lo más contagioso”.

Pero en esta familia papá no es el único que da lecciones para la vida, ya que los pequeños le han enseñado a Homero, según sus propias palabras: “A ser responsable, a saber priorizar y la paciencia. Pero la gran enseñanza, sin duda, es el haber descubierto el verdadero amor, el amor incondicional y eterno”. Ese amor que es difícil de describir y que no tiene límites: el de padre a hijos.

La cantidad de actividades que desempeña complican mucho su ocupación paternal, pero aun así, trata de sacar tiempo para estar con lo primero de su vida: la familia. Esto lo logra combinando la presencia física (un helado al caer la tarde o la visita obligatoria donde la abuela) con las llamadas telefónicas –la tecnología muchas veces puede ser nuestra aliada–.

Revestida_Padres_Homero

Como padre divorciado, Homero enfrenta retos para mantenerse presente en el día a día de sus hijos, describiendo el tiempo y espacio como dos variables que van relacionadas con la oportunidad de compartir. “Te diría que ese es el reto más difícil, sacar tiempo” define, tras el desafío que enfrenta para poder hacer un balance en su vida entre su profesión y quehaceres profesionales, con el pilar de su vida, sus hijos.

Homero Figueroa es un profesional con muchas responsabilidades, sin embargo, Elea, Laia y Josemaría son el motor de lo que él llama verdadero amor.

Síguenos en las redes @RevestidaMag.

comentarios