6 hábitos matutinos que usan los genios para potenciar su productividad

Viena Divaluna | 14 marzo, 2019 | Compartir:

Tus hábitos matutinos son el elemento que define el éxito o fracaso de todo lo demás, si quieres rendir al máximo todos los días. Así lo dice Jim Kwik, un experto mundial en lectura rápida y mejora de la memoria, que “los primeros 60 minutos de tu día pueden prepararte para alcanzar tu máxima productividad y acercarte a tus metas de corto y largo plazo. O, pueden hacerte perder un día entero de trabajo entre distracciones y bloqueos mentales.

Esto, porque de la misma forma que un atleta cuida su cuerpo, es importante cuidar el cerebro para tener un alto rendimiento y ser los genios creativos que aspiramos a ser. O, al menos intentarlo…

¿Lo mejor de estos tips? “Todos estos hábitos matutinos respaldados por evidencia científica, han sido empleados por personas como Leonardo Da Vinci, Marie Curie, y Albert Einstein”, afirma Kwik.

Así que, toma lápiz y papel y anota cómo elevar tu poder cerebral y eliminar la fatiga mental, haciendo cosas que algunos genios de la historia universal también hacían, según este gurú del cerebro:

1. Recordar los sueños

Todos sueñan mientras duermen, pero no todos recuerdan la aventura mental al día siguiente. Lo peor es que, nadie les da a los sueños la importancia que ameritan. Es más, dice un refrán “los sueños, sueños son”. Ignorando que, el contenido de los sueños puede dar pistas y consejos sobre cómo aprovechar al máximo la vida. De ahí, la razón de aprender a usarlos.

¿Cómo es eso? Bueno, al recordar y registrar lo que sueñas, puedes descubrir mucho sobre tu persona y encontrar muchas formas de mejorar tu vida.

Abre otra ventana, para que después de este artículo leas:
¿Cómo crear distintos hábitos y tener éxito? Estos 6 expertos lo enseñan

Esto, porque los sueños brindan la oportunidad de procesar todo lo que sucedió durante el día; almacenando una gran cantidad de datos en el subconsciente, que tiene el 88% del poder total de la mente.

Al recordar y registrar lo que sueñas, puedes encontrar muchas formas de mejorar tu vida.

Por ello, se piensa que un sueño es un subproducto del sueño, porque en realidad es una ventana al subconsciente que puede abordar los problemas que no estás enfrentando mientras estás con los ojos abiertos. Es tal así que, los expertos aseguran que, obligarse a recordar los sueños puede ser la mejor forma para encontrar soluciones, tomas de decisiones, obtener respuestas e incluso alcanzar metas.

2. Hacer la cama

Arreglar la cama en la mañana no es solo un mito perpetuado por personas limpias y organizadas. Hacer tu cama por la mañana es importante por varias razones: entre ellas, es una metáfora para el inicio y finalización de los procesos. Es decir, aunque no lo creas, le indica a tu cerebro que el día comenzó y que en él tienes tareas que realizar. Y esto, trabaja en tu inconsciente haciendo que hagas más productivo durante el día.

La razón radica en que, el cerebro aprende mediante la práctica repetidas. Y, el acto repetitivo de hacer la cama te va a indicar durante el día que tienes tareas que hacer y terminar.

¿Te parece tonto eso de arreglar la cama? Entonces, lee:
Los beneficios que tienes al tender tu cama, y no lo imaginabas

De ahí a que, William H. McCraven, comandante de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos dijera en un discurso de graduación de 2014 en la Universidad de Texas: «Si quieres cambiar el mundo, comienza por hacer tu cama. Si haces tu cama cada mañana, habrás completado la primera tarea del día. Te dará un poco de orgullo, y te alentará a hacer otra tarea, y otra, y otra. Y al final del día, una tarea completada se habrá convertido en muchas tareas completadas «.

3. Beber mucha agua

Incluso si no tienes mucha sed, desde que te levantes, bebe suficiente agua. De todos los trucos que puedas aprender para mantener tu mente aguda, mantener el cuerpo hidratado puede ser uno de los que más te beneficiará.

¿Por qué? Porque las células cerebrales requieren un delicado equilibrio entre el agua y varios elementos para funcionar. Así, cuando no tomas suficiente agua, ese equilibrio se interrumpe y tu rendimiento cognitivo disminuye.

El agua también te ayuda a otras cosas. Entérate, leyendo:
Tips para fortalecer el sistema inmunológico


Además de que, es cuestión de matemáticas: el cerebro tiene 80% de agua.
Por ello, es importante pensar en el agua como un nutriente que definitivamente necesitas si quieres ser un ente productivo.

Tener tu organismo hidratado te ayuda a pensar con más claridad, tener más concentración, mejora tu tiempo de reacción, mantiene tus habilidades de resolución de problemas alerta y te ayuda a recordar con mayor facilidad; tal y como explicó en una charla de TED el ingeniero Michael Pritchard.

4. Cepillarse o hacer cosas con la mano opuesta

La próxima vez que te cepilles los dientes, trata de hacerlo con tu mano no dominante. Para los diestros, esto significa usar su mano izquierda, y para zurdos, su derecha. También puedes intentar cambiar el mouse de tu computadora al lado equivocado o para bañarte… Si eres como la mayoría de las personas, esa simpleza se volverá más difícil al instante.

¿Qué hay detrás de este ejercicio? Usar tu mano no dominante confunde tu cerebro y su eficiencia. Lo que se traduce en un fortalecimiento de tus conexiones neuronales, pues la mano no dominante está realmente vinculada al hemisferio no dominante en tu cerebro, el que no se ejerce con la frecuencia.

left-handed man
El hábito matutino de intentar cambiar de mano, puede resultar ser más difícil de lo que crees. Sin embargo, vale la pena.

En ese sentido, hay estudios que muestran que cuando usas tu mano dominante, un hemisferio del cerebro está activo.  Y cuando usas la mano no dominante, ambos hemisferios se activan, lo que puede resultar en pensar de manera diferente y ser más creativo.

Así que, si quieres desatar algo de creatividad oculta, intenta escribir con la otra mano.¡Este puede ser el empujón que nuestro cerebro necesite para «salir a camino» y la creatividad vuelva a fluir!

Si te cuesta maquillarte, tal vez te interese leer:
21 días para crear el hábito de maquillarse

5. Respirar profundamente

Michael Melnychuk, candidato a doctorado en el Trinity College Institute of Neuroscience, sugiere en un estudio que las técnicas de meditación de atención plena en realidad fortalecen las redes cerebrales. Es tan así que, si te distraes fácilmente y, por lo tanto, no puedes concentrarte, respirar te ayudará a concentrarte mejor.

Lo que sucede es que, alrededor del 70% de nuestras toxinas se liberan de nuestro cuerpo a través de nuestra respiración. Pues, el dióxido de carbono es un producto de desecho natural del metabolismo de su cuerpo; que al respirar ayudan a los sistemas del cuerpo a procesar esto de manera más eficiente.


Desde un punto de vista puramente físico, la respiración es igual a la vida.

La respiración mejora el sistema respiratorio, calma el sistema nervioso, libera la tensión muscular, aumenta el flujo sanguíneo en el tracto digestivo, ayuda a relajar la mente y mejorar la capacidad de aprender, concentrarse, concentrarse y memorizar. El cerebro requiere una gran cantidad de oxígeno para funcionar y una mayor ingesta de oxígeno nos ayuda a lograr claridad y sentirnos productivos.


Alrededor del 70% de nuestras toxinas se liberan de nuestro cuerpo a través de nuestra respiración.

Piénsalo de esta manera: puedes permanecer sin comer hasta 40 días y sin agua durante 3 días, pero puedes morir después de unos minutos de no respirar. Desde un punto de vista puramente físico, la respiración es igual a la vida.

6. Escribir en un diario

Escribir un diario estimula la creatividad y elimina el desorden mental. Al eliminar todos los bloqueos mentales puedes generar ideas de manera efectiva. Y al comprometer el lado creativo de su cerebro, puede encontrar soluciones interesantes para problemas complejos que el pensamiento analítico no podría ofrecer. Según una investigación publicada en el Journal of Experimental Psychology: la escritura expresiva reduce los pensamientos intrusivos sobre eventos negativos y mejora la memoria de trabajo.


Aunque no lo creas, llevar un diario tiene una gran cantidad de beneficios.

Tal vez por esto, siempre vemos que escritores y pensadores hasta artistas y líderes mundiales, muchas personalidades influyentes, a lo largo de la historia, han mantenido revistas, manteniendo una minuciosa descripción de sus vidas cotidianas, pensamientos y sentimientos.

Si bien puedes pensar que tu vida no es tan complicada como la de Leonardo Da Vinci o Lady Gaga, es posible que desees llevar un diario simplemente por la gran cantidad de beneficios como ayudarte a despejar la mente y a canalizar el estrés. Incluso, como hacer un diario a menudo incluye sueños y ambiciones, su escritura puede ayudarte a lograr metas; ya que da señales a tu cerebro de «esto es importante».

comentarios