Elaine Féliz, nos explica cómo podemos «hackear el sistema»

Viena Divaluna | 13 mayo, 2019 | Compartir:

Cuando Elaine Féliz estudió publicidad hace 10 años, sabía que necesitaría más que un anuncio para poder cuestionar el sistema social. Por eso, arrancó junto a su esposo un proyecto editorial educativo donde inició a interrogar el mercado desde el tema de la sexualidad. Lo hizo desde la revista Rexpuestas, un medio para que la “gente entendiera que la educación sexual es un derecho humano y una deuda política”.

Era 2008, y desde entonces, no solo han salido mucho tenis Jordan; sino que también la misma Elaine ha evolucionado intencionalmente, entendiendo que “hay una necesidad de que “hackiemos el sistema”.

elaine

Elaine Féliz explica que: “Hackiemos el sistema es un aplauso a la diversidad, a la rebeldía, al pensamiento crítico. Es una promoción a que comencemos a cuestionar el mundo y que comencemos a cambiar las reglas que nos presionan».

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Natural, controversial… a veces demasiado disruptiva. Puedes amarla u odiarla, pero si algo no puedes ocultar es que tiene mucho que contar… mucho que compartir y mucho que “hackear”. Así que, desde antes de entrevistarla ya sabíamos que no nos íbamos a arrepentir conversar un poco con ella. Aquí algo de todo lo que hablamos:

De la educación sexual a temas mucho más sociales, ¿cuál es la razón de tu cambio como foco en lo que comunicas?

Se debe a que la educación sexual es muchísimo más que eso. En el mismo entrenamiento que uno va adquiriendo, te das cuenta que la realidad social hay que cambiarla para poder cambiar la sexualidad y poder transformarnos en personas más sanas emocionalmente.

Porque al final la sexualidad es como yo me relaciono con el mundo; y esa relación con el mundo no puede darse de una manera adecuada si yo no me siento bien con mi vida, con quien soy, con lo que yo estoy aportando. Desde entonces, comencé con “hackiemos el sistema”.

elaine

Créditos generales sesión de fotos Revestida |
Concepto editorial: Viena Divaluna
Estilismo: María Elena Roquel
Fotografía/ Hyperlase: Edil Méndez [Lengua Media Studio]  

Vestuario: Bershka [chaqueta y jeans] y Stradivarius [camiseta]

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Entendiendo todo sobre hackear el sistema

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Pero, ¿por qué hay que ‘hackearlo’? 

Porque el sistema tiene una deuda política y una deuda social con nosotros, porque nos tienen muy discriminados en muchísimos aspectos y de los que erróneamente nos han enseñado y lo que no. Por ejemplo: nos ha enseñado a imitar, nos ha enseñado a aparentar más que ser… Sin embargo, no nos ha enseñado a resaltar nuestra originalidad.

Okey… pero, ¿qué es exactamente?

Hackiemos el sistema es una idea donde estoy apelando a una revolución de pensamiento. Es un desconecte a ese sistema que te han dicho de cómo ser, para que te conectes con ese sistema que tienes dentro que solo lo pulen tus gustos y tus virtudes. Es un rescate a nuestra esencia y a poder vivir libres, de ser y disfrutar lo que soy sin ataduras sociales y donde apelo a que se le quite el poder a los demás de definirme.


Chaqueta: Stradivarius

Y en esa lucha de hackear el sistema, ¿te han catalogado de rebelde, conflictiva?, ¿Cuál es la parte fea de la notoriedad que has ganado?

Generalmente, se ataca  a quien se revela. Precisamente, porque quien se revela está haciendo que todo el mundo despierte y al sistema no le conviene. Por eso, se recibe muchos ataques de personas que no están de acuerdo y eso es parte del proceso. Pero la perseverancia, sobre todo la educación que tú puedas darle a una sociedad que está carente de ese tipo de informaciones más que en rebeldía, se traduce en agradecimiento.

En ocasiones, has tenido que hacer aclaraciones sobre cosas que has dicho… ¿Estás dispuesta a justificar cada palabra por hackear el sistema?

Mira, cuando haces criticas sociales generalmente en sociedades como estas, la gente no lo puede ver desde lo alto como una crítica social. Terminan llevándolo a lo personal. Entonces, a veces es necesario aclararlo para poder llevarle el mensaje a la gente de que yo no te estoy atacando a ti; sino que estoy atacando un comportamiento que nos afecta a todos. No voy a justificar cada palabra, pero tampoco me detendré porque la única manera que una sociedad va a cambiar es cuando critiquemos y cuestionemos el comportamiento que hacemos cotidianamente. Eso es lo que construye lo que nosotros llamamos cultura… lo que llamamos sociedad.

¿Quieres «hackearte» a ti misma/o? Entonces, lee:
¿Cómo crear distintos hábitos y tener éxito? Estos 6 expertos nos enseñan

Sobre el hombre o la mujer

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Y en ese proceso de hackear el sistema. ¿Quién la tiene más difícil del hombre o la mujer?

Ambos somos víctimas. Por ejemplo, al hombre no se le ha dado permiso a sentir y deben actuar como “machos de pechos peludos” como “hombres increíbles” … y en medio de toda esa actuación se pierden dentro de una depresión emocional porque no puede decir lo que sienten.

Mientras, la mujer tiene una carga doble porque ha salido a trabajar a la calle como el hombre; pero el hombre no ha entrado a trabajar en la casa y ella sí sigue trabajando en la casa sola. Entonces, necesitamos equilibrar un poquito la balanza.

O sea, que cuando hablamos de liberación femenina hay que preguntarse quién liberó a quién…

Esa es la verdad: no estamos liberadas. Al contrario, nos hemos esclavizado más porque ahora tenemos que llenarnos de roles que se suman a los que ya teníamos. Para colmo, se ha llevado el pensamiento de que si te quedas solamente en la casa eres una fracasada… porque ahora el éxito femenino lo traducen a ser empresaria, ser una emprendedora o ser una empleada bien remunerada.

«Yo era parte del sistema, pero me convertí en un virus cuando me di cuenta».

Y para rematar, si sales de la casa te culpan de “abandonar a tu familia”. Nos siguen atando a un rol humano, que al mismo tiempo, nos deshumaniza. Roles que nos hace agotarnos en un proceso al que se suma la exigencia de ser perfectas amantes, esposas y madres. Un proceso en el que tampoco podemos envejecer, engordar y ni siquiera incomodarnos; porque hacerlo es ganarte la etiqueta de histérica.

Entonces, ¿cómo crees que podemos salir de eso… tanto hombres como mujeres?

Entendiendo que hombres y mujeres somos un equipo. Que así como las mujeres hemos entendido que somos más que una cocinera, que somos más que una madre, más que una vagina; ese mismo mensaje tenemos que pasárselo a los hombres. Enseñarles y entender que son más que un pene ambulante, que son más que una billetera, más que un cuerpo lleno de músculos… que son humanos, que sienten y padecen. Que ambos somos humanos.

Y tú crees que en esta nueva generación, ¿hay mujeres que van a hackear el sistema?

Claro. Ya hay mujeres hackeándolo. Una mujer que “hackea el sistema” es una persona que es y no pide permiso. Es una mujer que sabe que su misión es mucho más que usar un útero para parir, que tiene un cerebro que usa y que amuebla más que su casa. Es una mujer que entiende que su misión es mejorar la sociedad y dejarla mejor que como la encontró porque es útil, no solo “linda”.

¡Cambia la mentalidad! También lee:
Necesitamos menos mujeres machistas

Su evolución de pensamiento

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

¿Tú venias con muchísimos de esos pensamientos que no cuestionaban a ese sistema? 

Claro. Yo era parte del sistema, pero me convertí en un virus cuando me di cuenta. Pero gracias a la educación comencé a decir: “Esto no está bien” y comencé a entender que necesitaba desaprender para ser libre. Y mediante la educación encontré información, que, a su vez, nos da libertad… libertad de elegir y de actuar mejor.

¿Qué otras cosas engloba esa libertad de la que hablas?

Libertad es yo poder ser, reclamar, y sobre todo, poder expresar lo que yo soy. No tener miedo a ser aceptados o a que otros tengan el poder de definirme. Eso es libertad.

elaine

Libertad es yo poder disfrutar lo que soy, disfrutar mis imperfecciones y pulirme de acuerdo a mi ritmo. Libertad es yo no querer tu vida. Es que yo pueda de alguna manera criar personas que piensen diferente a mí, que actúen diferente a mí, que no sean clones míos, que no nazcan para cumplir mis sueños ni las cosas que yo no hice. Libertad es crear mentes pensantes que brillen con luz propia, que entiendan qué pueden aportarle al mundo.

Bueno, ya vimos una evolución en tu pensamiento a lo largo de estos años, ¿qué otra dirección te podemos ver tomar?

Yo me visualizo creando un movimiento muy serio de sensibilidad colectiva. Es decir, quiero crear una reflexión de que nosotros no somos una persona; sino que somos un colectivo. Eso significa que lo que tú haces a mí me impacta, aunque tú y yo no nos conozcamos. Que cuando golpeas a tu hijo, estás promoviendo la violencia que a mí me impactan cuando me atracan, que cuando tú vives fuera y eres dominicano, si desde allá comienzas a criticar al país y decir que no sirve; eso se traduce en menos oportunidades de recibir personas que nos visiten y o menos inversionistas que se atrevan a poner su dinero, afectando al que vive aquí.

En resumen, somos un colectivo y debemos tener conciencia colectiva; que empecemos a pensar en el otro, no solamente en mí. Por eso, no voy a descansar hasta lograr mejorar la sociedad en la que nací.

Proyectos y posibilidades en el futuro de Elaine Féliz

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

¿Y cuáles son los proyectos de esa visión?

Quisiera tener un espacio comunitario seguro, donde haya atención integral en todos los sentidos que tenga que ver con la sexualidad y la conexión de colectividad. También quiero llevar mi mensaje a otras partes del mundo, porque entiendo que necesitamos romper fronteras mentales y entender que lo que tú haces transciende tu frontera.

Elaine Féliz ha ganado seguidores por su pensamiento fuera de lo convencional y directo.

Casi para finalizar, ¿dónde entiendes que tenemos que seguir hackeando el sistema?

En recuperar el amor por nuestra cultura. Como país necesitamos valorar, amar y defender lo que somos, nuestra etnia, recuperar el amor a nuestra raza. Cuando comencemos a rescatar eso, vamos a dejarnos de tanta superficialidad y vamos a comenzar a encontrar esa lucecita que hemos apagado por estar viendo lo de afuera.

Eso nos da una última pregunta: vas a seguir creciendo en audiencia y poniéndote en el ojo público… En ese sentido, ¿aceptarías un cargo público?

Claro que sí. Podría perfectamente. Eso es parte de los errores que el sistema nos ha vendido: creer que una persona seria, no puede ser servidor público.

Nos han vendido que “el que anda con cojo, cojea”. Y eso es mentira. Está en ti tu hacer o no hacer. Hay que empezar a cambiar el pensamiento de que todo el que está en un cargo político lo que quiere es dinero rápido o que estar en cualquier puesto público es malo.

Ojalá y todos los ciudadanos serios, con fundamentos o formación quisieran tener una posición donde puedan hacer cambios sociales. Eso, sería el sueño de cualquier sociedad: estar guiados por ciudadanos con conciencia y vocación.

Síguenos en @Revestidamag.

comentarios