Conociendo al elenco de «Secretos de Familia»

Marianne Cruz González | 19 febrero, 2018 | Compartir:

Conociendo al elenco de «Secretos de Familia», nos preparamos para disfrutar de historias cotidianas sin filtros ni juicios, con la misión de que nos encontremos en ella. 

 

El timón de la producción lo lleva Karina Larrauri, quien también interpretará un papel. Razón de sobra para invitarte a que agendes el 22 de febrero en el Palacio de Bellas Artes. Las respuestas que verás a continuación junto con la de su elenco y familia: Honey Estrella, Roberto Cavada y Carlos Sánchez, contarás los días para sentarte a respirar puro teatro. ¡Ese es nuestro plan!

R: ¿Qué nos ofrecerá la obra Secretos de familia?

 

KL: Una obra que retrata la vida caótica de una familia. Una madre a temprana edad y sin haber asumido su rol, una abuela como timón de la familia, conversaciones se generarán alrededor del personaje de Marito. Un personaje con problemas de desarrollo pero que al parecer es el más honesto y certero de todos.

Nos dará una vista sin juicios de miembros de una familia que inevitablemente veremos reflejados en la nuestra.

R: Por segunda ocasión produces teatro en República Dominicana, te la estás jugando y obteniendo grandes resultados. ¿Cómo ha sido tu experiencia? 

KL: El teatro como oficio no es un juego, lo que pudiera estar en juego es la retribución económica del mismo. Conocí el teatro actuando y me enamoré de él. Quise explorar y aprender más y en el proceso me he dado cuenta que hay empresas que aún creen en la cultura y el teatro. Mi experiencia ha sido hermosa. Quizás las horas de ensayo, trabajo, montaje, producción y publicidad no se corresponden a las ganancias, pero es algo que hago con muchísima pasión y que siempre he hecho con amigos. Así que estoy paga.

R: ¿Cuáles mujeres se sentirán identificadas con Secretos de Familia?

KL: Creo que todas. Cada mujer identificará en uno de estos personajes a algún miembro de su familia. La familia es un lugar donde la mujer interviene activamente por lo que cualquier cosa relacionado a eso es de interés. Esta obra no hace juicios sobre los personajes, más bien invita al público a hacer una reflexión, reírse y hasta justificarlos.

 

R: ¿Cuál personaje encarnas? ¿Cuál ha sido tu mayor reto en este proceso de darle vida?

KL: Mi personaje es Gaby, hermana de Damián (Irving Alberti). He necesitado entender su desgaste, su necesidad conciliadora de encontrar paz en medio de un caos del cual quiere desesperadamente salir. He tenido que entender y justificar su negativa ante el amor y a darse nuevas oportunidades. Sobrevive todos los días como puede y con lo que tiene.

Hony Estrella

 

R: ¿Cuál ha sido tu mayor aprendizaje durante el proceso de preparación de Secretos de familia?

HE: Fluir como familia de verdad, sentirme en la realidad. Dejar de actuar y empezar a vivir.

R: Cuéntanos de tu personaje, ¿quién es ella y qué la hace especial?

HE: Verónica es una mujer que maneja muchas situaciones al mismo tiempo. Es madre, esposa, trabaja y encima de todo debe manejar toda la situación de esta familia tan compleja. La hace especial lo paciente que debe ser ante todo esto.

R: Visto desde la perspectiva del papel que interpretas, ¿cuáles necesidades tiene la mujer dominicana hoy día?

HE: ¡Las necesidades son muchas! Ante todo respeto. Respeto por nosotras mismas para que venga de los demás y poner límites. Las mujeres dominicanas entendemos que debemos estar para el esposo, los hijos, la familia y el trabajo… Y nosotras de último.

R: Eres una profesional sumamente completa, disfrutamos verte en escena. ¿Qué le dirías a una mujer que te ve y quisiera ser actriz en un mercado donde muy probablemente no se gana los suficiente como para vivir únicamente de esa profesión?

HE: Se debe luchar por lo que se quiere, amarlo y soñarlo, pero no puedo mentir, nunca les diría a las mujeres que se dediquen a una cosa. Que busquen alternativas entre hacer lo que aman y una carta bajo la manga, porque nunca se sabe al final dónde estarás en el arte.

 

Roberto Cavada

R: Es la primera vez del «hombre noticias» en escena. Qué te llevó a dar el paso?

RC: Sí. Es la oportunidad de quitarme un trauma que arrastro desde chiquito cuando en primaria participé en una obra, me olvidé del texto. Era el personaje principal que moría al final y lo maté en el primer acto. ¡Qué pena con mis amigos! Espero vencer el trauma, lo que no quiere decir que siga en el teatro.

R: ¿Qué ha sido lo más complejo de actuar?

RC: Aprender el libreto de memoria. No me gusta memorizar textos. Quizás por el trauma de chiquito o porque he abusado de la improvisación. Me ha ayudado mucho la memoria fotográfica que tengo y otros trucos que me dieron mis compañeros de obra.

R: Llevaste a Karina Larrauri a tu terreno en el noticiero, ¿le debías una y por eso estás actuando?

RC: (Risas) Ayyy Karina!! Con ella y por ella hago todo lo que me pida. Estar con ella en Secretos de Familia es apoyarla en la difícil tarea de promover el teatro y la cultura, que ella ha asumido como acto de fe. Le agradezco infinitamente la oportunidad de conocer, con esta aparición, el teatro por dentro; trabajar con el maestro Chapuseaux; descubrir unos jóvenes plenos, inteligentísimos, instruidos y trabajadores que actúan para comunicar y divertirse. ¿Qué mejor enseñanza me deja Karina Larrauri y Secretos de Familia? A los 47 años se siguen teniendo nuevas experiencias. Sigo en deuda con la rubia.

R: ¿Hay parte de Roberto en tu personaje?

RC: Más que de mi, Eduardo (el doctor) tiene de mi padre que fue médico. Murió muy joven y por ende no lo conocí como para recordar su voz, algún consejo o ademán como médico. Una foto con bigotes y lentes es uno de los pocos recuerdos que tengo físicamente de mi padre. Dejarme el bigote para la obra fue hacerle un guiño a mi padre que desde sabe Dios que rincón me ha conducido y protegido siempre.

R: ¿Ha sido difícil actuar?

RC: Uff… Dificilísimo actuar. Muy difícil. Es que no actúo. Aparezco (risas)… si me oye Karina. Y al lado de estos actores y actrices como voy a decir que actúo. Al principio en los ensayos sudaba de los nervios. Llegué a poner los abanicos que hacían un ruido tremendo y me miraron de una manera… (risas). Me preocupaba y me preocupa hacerlos quedar mal por esta aventura mía.

R: ¿Cómo te sientes formando parte de un proyecto donde una mujer está llevando la producción general?

RC: Feliz, muy feliz.

Carlos Sánchez

 

R: Vemos que han logrado una transformación impactante para llevarte a tu personaje, ¿cómo ha sido el proceso?

CS: El proceso ha sido largo, pero divertido. Primero muchas conversaciones con el sastre que realizó el “cuerpo” de la abuela. Fueron muchas conversaciones y muchas reuniones de “me aprieta mucho la cintura… cuando me siento se me baja el traje…  creo que la abuela necesita más trasero” jajaja. Luego el proceso de maquillaje me encantó. Se tomó mucho tiempo para lograr los años, las arrugas, y al final me miré en el espejo y dije: “¡pero bueno!”. Una experiencia nueva, que es lo que más disfruto en la vida, vivir experiencias nuevas, y ya tengo otra más para el libro de historias que les haré a los hijos y nietos.

R: ¿Qué tal la experiencia de interpretar a una mujer?

CS: La experiencia de interpretar una mujer ha sido un trabajo constante. Todos los días pienso cómo suelto un poco la tosquedad varonil y alcanzo más femineidad, pero no tanto. La abuela es una señora que se ha tirado una familia a los hombros, es una mujer con penas acumuladas a través de los años, eso también debe verse. En cada ensayo pienso: “¿y si ahora hago tal cosa?”. En fin, creo que el día del estreno todavía estaré construyendo a “La Abuela”.

R: ¿Qué permiso te has dado? ¿qué has descubierto de las féminas mientras das vida a tu personaje?

CS: Más que descubrir a las féminas, estoy descubriendo a los envejecientes. Es lo que más he aportado, la forma de caminar de una ama de casa, pero que sea señora mayor, la forma de agarrarse las manos, la forma de tocar a los hijos, etc. Nunca me llamó la atención el clásico movimiento de mover la muñeca ampliamente con delicadeza que es lo primero que se piensa de un hombre que adopta una conducta femenina. Más pensé en las palmaditas que le da en el cachete a sus nietos, las manos en el pecho por los sustos, caminar afincando mucho los talones dando pasos cortos, etc.

R: ¿Por qué debemos ir a ver Secretos de Familia?

CS: Debemos ir a ver “Secretos de Familia” porque todos los fondos recaudados serán donados a una obra social. Los productores quieren poner un jacuzzi en el baño de sus habitaciones. Obviamente es mentira.

Deben verla porque es un libreto maravilloso. Una obra no recibe premios y viaja a 22 países por pura casualidad. Es una tragicomedia donde por momentos te impactas por lo sucedido, y luego te ríes a carcajadas.

El momento en que decidí ser parte del elenco fue leyendo una escena en un café con mi esposa al frente trabajando en su computadora, y cuando no podía más de la risa, la interrumpí para decirle “mi amor perdona, pero déjame leerte esta escena”. Luego que me sequé las lágrimas de la risa, llamé a Karina y le dije: -yo soy la abuela-.

Disfruta la obra «Secretos de Familia: la omisión de la familia Coleman», de Claudio Tolcachir, este jueves 22 de febrero en el Palacio de Bellas Artes. Su elenco te llevará a recorrer los secretos de hasta tu propia familia.

Síguenos en @RevestidaMag.

comentarios