Brochas: ¿para qué sirven cada una?

Carla Frontán | 29 noviembre, 2019 | Compartir:

Te sorprendería saber que existen más de 40 brochas de maquillaje. Pero ¡tranquila! no necesitas tenerlas todas para hacer un look fabuloso. Aquí te describimos las esenciales que no pueden faltar en tu kit.

El primer paso para lograr un make up perfecto es trabajar la piel. Así que, luego de prepararla con tu rutina y aplicar humectante, toca aplicar la base y el corrector.

Brocha para base/corrector

Estas brochas tienen forma aplanada, cerdas compactas y tamaño medio, haciéndolas perfectas para aplicarte la base y/o el corrector con facilidad sin dejar rastro.

Recomendación: son muy buenas para realizarte contorno o visagismo (corregir las facciones del rostro) con productos en crema. Solo recuerda limpiarlas antes de usarlas.

Brochas para polvos

Cuando hablamos de productos en polvo, debemos saber que estos vienen compactos o sueltos, y pueden tener color o no.

Esto lo resaltamos porque sin importar cual prefieras, puedes colocarlos todos con el mismo tipo de brocha, que tienen corte redondeado, son suaves y flexibles al momento de tocar el rostro.

Curiosidad: también puedes utilizarla para el rubor.

Para aplicar sombras

Entramos a los colores e iniciamos con las sombras.

Al momento de maquillar nuestros ojos, queremos que estos tengan profundidad pero que se destaque el color aplicado y, para esto, hay que emplear colores en distintas partes del ojo.

                     Ilustración realizada por el blog coloretedebote.

Para trabajar en esa parte de nuestro rostro, necesitarás 2 brochas diferentes. La que utilizaremos en el párpado móvil es ideal que tenga corte redondeado y cerdas suaves, de esta manera no se arrastra el maquillaje y la zona de la “V” exterior queda con buena terminación.

Las brochas para mezclar o difuminar son las indicadas para lograr ese efecto de profundidad, aplicando las sombras entre el pliegue del ojo y el párpado fijo.

¡Recuerda! Limpia las brochas antes de cambiar de color.

Para colocar el rubor

Rosadito, naranja, morados… la variedad de colores de rubor o colorete dependerán de tu tono de piel, ten en cuenta eso.

Y, para colocarlos, solo necesitas una brocha pequeña o mediana con finas hebras, y pueden ser redondeadas o de forma angular.

Se aplica en los cachetes en dirección del crecimiento de tu vello.

Brochas para iluminar tu rostro

Si usas iluminador para darle ese toque brillante a tu rostro, necesitarás una brocha abanico.

Te permite crear un acabado más delicado, ayuda a eliminar los excesos de polvo y hasta te puede funcionar para el contorno (si usas productos en polvo). Esto es gracias a sus hebras en forma de abanico.

Como ves, puedes utilizar una brocha para distintas cosas así como cambiar el orden de la rutina según tu nivel de habilidad y la cantidad de productos que vas a usar en tu rostro.

Por ejemplo, algunos prefieren el rubor, otros el iluminador y están los que usan ambos. También dependerá de como te sientas cómoda dentro de tu rutina.

Al final solo tienes que adapta estas informaciones a tu estilo y recuerda divertirte.

comentarios