Cómo bajé 45 libras en 4 meses

Laura Núñez | 18 mayo, 2017 | Compartir:

Hay algo que casi todas las mujeres tenemos en común, y es que constantemente queremos bajar de peso, pero por más que lo anhelemos, muchas veces no lo podemos lograr porque nuestra mente nos traiciona, matando nuestra motivación.

bajé, baje, baja, peso, weight, diet, dieta,

En este artículo les contaré un poco sobre mi caso personal: yo mido 5.2 pies y pesaba 125 libras, cuando subía a 130 me sentía como un pequeño tanque; sin embargo al año de estar en Italia, donde por tres años residí, comencé a subir de peso. Vivía sola, mitad del año era bajo clima invernal (el cual créanme que te motiva a comer comidas altamente calóricas y no hacer ejercicio) y bueno, honestamente estar a dieta en Italia es un poco difícil, pues obviamente las pizzas y las pastas no son tu mejor amigo a la hora de bajar de peso, y las opciones saludables son mínimas o no apetecibles para una persona que ama comer y disfruta la comida de forma descomunal. En conclusión, mis esfuerzos por mantener mi peso no sirvieron de nada, aumenté 45 libras, llegue a pesar 172 libras y estoy muy segura que me volví adicta a la comida, la cual se convirtió en un método de entretención y recompensa para mi en los días difíciles y agotadores, al punto en el que dejaba de salir con mis amigas para comerme 15 euros de comida china sobre mi cama viendo una serie o película.

Cuando regresé al país, visité dos nutricionistas y a una psicóloga especializada en adicciones, logré rebajar 15 libras que luego recuperé nueva vez, porque mi mente era la que no estaba preparada para asumir un cambio. Fue al año de regresar que toqué fondo y en mí creció una fuerte motivación por volver a mi antiguo peso y así fue que pude rebajar 45 libras en 4 meses, ahora con mi propia convicción y motivación.

Con ustedes compartiré las herramientas que utilicé para mantenerme entusiasmada durante el proceso:

1. Obsesiónate: sanamente debes volverte adicta al tema. Debes investigar constantemente, seguir cuentas en Instagram y ser estricta con la preparación de los alimentos.

2. Investiga: pásate el día leyendo, infórmate, busca blogs sobre alimentación saludable y ejercicios, casos exitosos, vídeos sobre ricas comidas bajas en calorías, tutoriales, estudios, etc.

3. Visualízate: sueña despierta con tu nueva figura.

4. My Fitness Pal: es una aplicación que funciona como diario, calculando las calorías de las comidas diariamente registradas y los ejercicios realizados. Dentro de la aplicación también hay un blog y una comunidad donde yo investigaba y podía leer sobre las experiencias de otros que pasaban por el mismo proceso.

5. Happy Scale: otra aplicación que me ayudó a mantener la motivación. En esta, introduces tu peso actual, el peso que quieres lograr y cuántas libras te comprometes a bajar semanalmente. La aplicación se encarga de predecir cuánto debes pesar semanalmente, mensualmente y en qué tiempo debes lograr tu meta final. En fin, si estás mínimamente obsesionada querrás cumplir con las predicciones del app, y visualizar pequeñas metas y objetivos te ayudarán a mantener la inspiración.

6. Accountability Buddy: tener un amigo o persona involucrada en la vida fit que te brinde soporte y seguimiento sobre tu progreso, tus comidas, etc. Es excelente para alimentar tu motivación y ayudarte en momentos de debilidad.

7. Disfruta tus comidas: busca la forma de poder comer lo que te gusta y deseas de forma saludable. Transforma tus recetas favoritas con ingredientes bajos en calorías, de esa forma no te sentirás privada de las cosas que te gustan y evitarás las crisis de ansiedad.

8. Ejercítate: Encuentra actividades físicas que disfrutes y te sirvan de motivación para mantenerte físicamente activa; la alimentación es esencial pero los ejercicios hacen toda la diferencia a la hora de lograr el cuerpo que deseas y también contrarresta cualquier desliz de la semana.

9. Invierte: si estás dispuesta a invertir en el proceso será mucho mas fácil. Sabemos que la alimentación saludable es costosa, pero es una moda creciente; si estás dispuesta a ir a un lugar cool y beberte un jugo verde o comer fuera de casa opciones saludables podrás disfrutar más el proceso y no te aburrirás. También mantente en la búsqueda de ropa de ejercicio divertida e incluso lee artículos de cocina para elaborar tus propias recetas saludables.

Espero que mis tips te ayuden a trabajar en la figura con la que te sientas conforme. Lograrlo es posible solo debes buscar la forma de que el proceso sea divertido sin sentirte privada, porque a largo plazo eso causa un incremento de ansiedad y desesperación.

Síguenos en @Revestidamag.

comentarios