A vestir la casa de primavera

Kirsys Mejía | 4 junio, 2018 | Compartir:

Nuestra media isla y su verano eterno nos da la idea de que no vemos el paso de las estaciones, pero si vemos las flores empezando a salir y la luz del sol con nuevos bríos haciendo que todo se vea más bonito, hemos llegado a la primavera.

Y por qué no dejar entrar a casa la estación de los pajaritos y las flores. Y son precisamente esos elementos los que vemos en las vitrinas de tiendas especializadas pues se han adueñado de la temporada.

No es que tenemos que convertir la casa en una jaula de cantores, la idea es que se sienta la frescura y belleza de la naturaleza que renace. ¿Y cómo hacer que renazca la decoración de nuestro hogar?

El primer ingrediente que asociamos a la primavera es la luz, con ella brotan las flores e inician las mañanas, pues a dejarla entrar con cortinas de tela ligera y fresca como visillos y algodones. En esta época son bienvenidos los estampados florales grandes y pequeños. Si los estampados son pequeños no temas jugar con las combinaciones.

No nos puede faltar el color, ese que llevan las flores hermosas de nuestro país, los amarillos, violetas y rosa dan ese toque de vivacidad, en butacas, sofás y ropa de cama.

A vestir la casa de primavera

Definitivamente las reinas de la primavera son las flores y en casa podemos tenerlas literalmente en todas partes, llena de cojines florales tus sofás, combina grandes y coloridas con tonos pasteles o rayas y flores en los mismos tonos de color. Algunos cuadritos con motivos florales pueden engalanar tus paredes o pasillos sin gastar mucho y son fácilmente reemplazables en otra temporada, pues hay que destacar que las flores no pasan desapercibidas.

Las bases decorativas y floreros que estén llenos de flores, si eres de las que prefiere las naturales pues ¡manos a la obra! nada mejor que la naturaleza en casa, para aquellas con menos tiempo o más prácticas tenemos un mercado local lleno de opciones artificiales de muy buena calidad. Combina y ponte creativa, si tienes una mesa de centro grande puedes colocar muchas flores en lugar de solo una en el centro. Al igual en el comedor o en al mueble recibidor.

La primavera también trae pajaritos, mariposas y hasta insectos de lo más bonitos, así que, a esparcirlos en tus vajillas, tazas para el café y tus bandejas para la mesita de noche, el baño de visitas o tus invitados.

A vestir la casa de primavera

Recuerda los aromas que son parte imperdible de la decoración, sachets con popurrí y velas en escénicas primaverales terminan de dar el toque final. ¡¡A disfrutar de esta linda temporada!!

Síguenos en las redes @RevestidaMag.

comentarios