La habitación de Baby Star Wars

Marianne Cruz González | 9 febrero, 2018 | Compartir:

Star Wars (La Guerra de las Galaxias) era el concepto. Su papá lo sugirió y me pareció una idea fantástica. ¡Claro! Hasta que me entré en la web a buscar referencias y vi todos los personajes malos. No quería una guerra oscura en la habitación de mi bebé recién nacido, así que procedí a hacer lo que toda mujer debe hacer en un matrimonio exitoso: negociar (risas)Aquí un paso a paso de cómo logré decorar la habitación de nuestro primogénito.

Fotografías: @ColoresdeSol

habitación, baby, Star Wars, guerra de las galaxias, bebe, bebé, habitacion, room

 

Empezar con tiempo

Pensarán que eres exagerada, pero qué importa. A los seis meses todavía estaba llena de energía y fui muy rápida inicialmente, perooo… Cuando empezó a aumentar la barriga, la balanza a quejarse y la pereza a ganarme, todo fue a cuenta gotas.

Primero lo funcional, luego lo decorativo

Cuna, cambiador, mecedora, mueble y estantes. Lo funcional primero (ver aquí una lista) y todo bajo el estilo que seleccioné dentro de la paleta de colores, en mi caso fueron tonos fríos: blanco, grises y azules.

 

Darle el giro y evitar a los villanos

Su papá me mandó fotos de lo que quería, pero ¡cuidado! Hay que diferenciar la habitación de un niño de 5 años que de un recién nacido. Debía evitar los ruidos visuales¿Poner frente a los ojos del bebé personajes villanos? No iba a pasar. 

Así que buscando ideas me topé con una versión de bebés de los personajes de la saga. Tenía justo lo que andaba buscando: ternura, colores pasteles y gracia. Me agarré a esa idea y no había quién me moviera de ahí. ¡Manos a la obra!

Es una referencia

No debemos de ser tan literales. Quería una habitación inspirada en la guerra de las galaxias, no que durmiera en una réplica de la nave espacial o que George Lucas nos fuera casi a demandar por derechos de autor. Por eso utilicé:

Los personajes versión bebés en el colgador de la puerta de entrada y el móvil, que los mandé a hacer a mano en Artesanato, y los peluches para los estantes, que los compré en una tienda de juguetes. 

 

Cuadros decorativos. Disfruté ver a los pequeños de manera graciosa. Un ilustrador tenía imágenes lindísimas y pude sacarle provecho. ¡Tranquilas! Pregunté a mi abogada, me dijo que podía darme licencia de imprimirlos para casa, mas no podía comercializarlo. Diga no a los problemas de derecho de autor.

Nombre de Arturo, y qué mejor tipografía que la emblemática del nombre de la película. En Artesanato también la hicieron en madera para mí.

 

Montañas en las paredes (seguro algún planeta tiene algunas similares, aunque mi esposo no quiera reconocerlo). Vi la idea en un blog de decoración y quise implementarlo. Sabía que era un trabajo de detalles así que contraté a un pintor que lo hizo en un par de horas. ¡Hay que reconocer las limitaciones personales! Los pocos conocimientos que tengo de pintura ya están oxidados.

 

Estrellas tanto en el bumper de la cuna como en las colchas o sábanas, no podían faltar en una galaxia.

Así pude crear mi propia versión de la Guerra de las Galaxias. Cuando tienes claro el concepto y ves cómo toma forma no querrás dejar de apreciar tu obra de arte como decoradora. ¿De qué tema ambientarías la habitación de tu bebé? Estoy curiosa, déjame saber en los comentarios.

Si te gusta este contenido síguenos a través de @RevestidaMag y @MarianneCruzG para que recibas más de #YaEresMadre.

comentarios